Últimas noticias

Mitos y falsas creencias sobre la esterilización de mascotas

Mitos y falsas creencias sobre la esterilización de mascotas

Son muchos los mitos y falsas creencias que todavía prevalecen en nuestra sociedad sobre la esterilización de las mascotas. A continuación recopilamos algunos de los más comunes y te explicamos por qué no son ciertos y cuáles son los beneficios de la esterilización para nuestros animales de compañía.

ESTERILIZACIÓN EN HEMBRAS

 

Símbolo_femenino

“Una perra tiene que tener al menos una camada en su vida para que no se sienta frustrada”. FALSO: una perra es perfectamente feliz al estar con sus dueños, no necesita tener cachorros para sentirse así.

“Una perra que no ha tenido cachorros tendrá embarazos psicológicos”. FALSO: la pseudogestación es una alteración hormonal  que se produce tras el celo, causada por un exceso de Prolactina (hormona encargada de activar la secreción láctea mamaria).Al esterilizarla se evita esta incómoda situación, que puede desembocar en una mastitis.

“Si esterilizo a mi perra engordará y se volverá sedentaria”. FALSO: el carácter de la perra no variará tras la esterilización, solo que al no tener que pasar cada 6 meses por el estrés que supone un celo, su condición corporal será estable y habrá que controlar su dieta durante todo el año y asegurarnos de que hace ejercicio.

“Por lo menos tiene que pasar un celo antes de esterilizarla, si no, no crecerá lo suficiente”. FALSO: la esterilización se recomienda a los 6 meses de edad, justo antes del primer celo, que es cuando habrá alcanzado su madurez. Los siguientes meses aun se desarrollarán algo, pero a un ritmo mucho menor de lo que lo habían hecho hasta entonces. La mayor ventaja de esterilizar antes del primer celo en las perras es sin duda que las probabilidades de desarrollar tumores mamarios en el futuro es solo de 0.5%,  mientras que si esperamos a esterilizarla más adelante esa probabilidad irá aumentando progresivamente con cada celo. Así mismo evitaremos el desarrollo de patologías como prolapso uterino, hiperplasia vaginal, piometras o distocias.

ESTERILIZACIÓN EN MACHOS

 

1888_picture

“Si castro a mi perro perderá el olfato”. FALSO: su sentido del olfato quedará intacto, solo que no irá desesperado olfateando a hembras en celo. Tampoco tendrá la necesidad de marcar con orina el territorio.

“Si castro a mi perro/gato se volverá sedentario y engordará”. FALSO: pasará a tener una vida más tranquila y estable, ya que no se alterará (algunos hasta dejan de comer) cada vez que llegue la época de celos. Habrá que controlar su dieta durante todo el año y asegurarnos de que hace ejercicio.

“Debe montar una perra al menos una vez para que no se sienta frustrado”. FALSO: un perro no tiene la necesidad de montar una vez sea esterilizado y podrá ser perfectamente feliz en compañía de sus dueños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *