Últimas noticias

Clínica Veterinaria Sedaví, 10 años ayudándote a cuidar de tu mascota

Clínica Veterinaria Sedaví, 10 años ayudándote a cuidar de tu mascota

La vocación marca la diferencia en las profesiones que tienen como razón de ser la atención plena, el cuidado y la ayuda. Y la de veterinaria es una profesión vocacional que va más allá de la medicina animal ya que una mascota lleva consigo los fuertes vínculos emocionales de las personas con las que conviven. Tener en tus manos animales que son tan queridos suma la motivación de encontrar la solución a sus problemas de salud y el compromiso por mantener, o devolver, la alegría y la tranquilidad a las personas que confían en profesionales como Lucía León y María Vitoria Arias, fundadoras de la Clínica Veterinaria Sedaví, la cual celebra su décimo aniversario junto con los amantes de los animales que la llenan de vida cada día.

“Nos conocimos en el último año de Universidad, compartiendo prácticas en el Oceanográfico de Valencia. Tras un duro año de mucho estudiar y trabajar, estando codo con codo, nos dimos cuenta de la conexión que teníamos trabajando, estudiando y compartiendo otros momentos juntas”, explican recordando cómo surgió la idea de crear un proyecto común. Al terminar la Universidad, cada una emprendió su carrera profesional por separado, pero mantuvimos el contacto y fue en el año 2006 cuando comenzamos a planear la idea de montar algo juntas y hacer lo que más nos gustaba, curar animales”, de modo que cuando Lucía volvió de Londres y María de Barcelona, donde ambas estaban trabajando como veterinarias y adquiriendo experiencia, decidieron dar el paso.

Era el año 2008, en pleno momento de crisis, y con decisión abrieron la Clínica Veterinaria Sedaví, preparadas para hacer frente a las dificultades del momento: “al principio estábamos solo una de nosotras por turno. Poco a poco fue aumentando el nivel de trabajo y fuimos necesitando más implicación. Fueron meses de mucho trabajo, pero también de mucha ilusión. El equipo fue creciendo y donde estábamos dos, ahora somos cinco. Han pasado por aquí varios veterinarios y auxiliares que finalmente siguieron otro camino en su vida, y a todos ellos agradecemos su duro trabajo y deseamos suerte en sus proyectos”.

 

 

Estos diez años en la Clínica Veterinaria Sedaví han estado llenos de vida y esfuerzo por dar la mejor atención a las mascotas de amigos y vecinos del pueblo que las ha visto crecer profesionalmente: “durante este tiempo ha habido momentos mágicos, muy satisfactorios, éxitos médicos que hemos celebrado junto a las familias. Lamentablemente, algunas veces también hemos sufrido junto a las familias. A pesar de todo, predominan los momentos buenos y podemos afirmar que la buena intención y el trabajo duro siempre tienen recompensa”. Esta cercanía y conexión son los que han hecho que Lucía y María sean las veterinarias de cabecera de muchos amantes de los animales: “son muchos los clientes que confían en nuestros servicios desde el inicio, a los que nos une mucho cariño y confianza mutua. Para nosotras más que clientes, son familia. Lo mismo con sus animalitos, con nombres y apellidos, a los hemos visto crecer. Con el paso de los años muchos ya no están, y hemos llorado su pérdida como si fueran parte de nuestra familia”.

El compromiso con las mascotas y sus familias así como tener la oportunidad de trabajar con amor y convicción son la motivación del día a día de Lucía y María: “la suerte de trabajar en algo que te apasiona es que abrimos la persiana cada mañana con energía e ilusión, y tras días de intenso trabajo, apagamos las luces al caer la noche con la satisfacción de haber cumplido. En nuestro trabajo no existe la monotonía, cada día es diferente, y con ganas de trabajar y buen talante, los días pasan de manera muy satisfactoria”.

Asimismo, la calidad del trato y atención en la Clínica Veterinaria Sedaví van aparejadas al alto nivel de conocimiento y experiencia, siempre en progresión: “todo el equipo está en formación continua, acudiendo a cursos y seminarios constantemente. En medicina hay que mantenerse actualizado en los últimos avances médicos”.

 

Sin duda, es este desarrollo profesional es el que ha marcado la evolución de la clínica, la cual comenzó siendo un centro generalista y ahora se ha convertido en un centro veterinario con servicios especializados de referencia en Sedaví y localidades cercanas: “poco a poco hemos ido incorporando equipamientos con las últimas tecnologías para abarcar diferentes especialidades. Siempre hemos intentado evolucionar en conocimientos y equipamientos a la vez que evoluciona nuestro sector, el cual cada vez está alcanzando niveles médicos más altos. Comenzamos revelando las radiografías en un cuarto oscuro con líquidos como las fotografías antiguas, y hace ya cinco años incorporamos una máquina de revelado digital que nos permite disponer en segundos de todas las imágenes en la base de datos de nuestros pacientes. Lo mismo con el aparato de ecografía que hemos incorporado nuevo hace unos meses, ahora contamos con un ecógrafo con doble sonda, para abarcar cualquier tamaño de paciente y patología”.

Este año hay diez velas en la tarta, la Clínica Veterinaria Sedaví celebra su décimo aniversario pidiendo un deseo antes de soplarlas, el de mantener intacta la motivación que las proyecta hacia un futuro junto con las mascotas y familias: “sabemos que el mercado está cambiando, y ahora aparecen grandes franquicias y multinacionales en los centros comerciales con las que convivimos. Nuestros valores y fortalezas nos guían en esta aventura diaria, ofreciendo el mejor trato y la mejor medicina a todas las familias que han decidido cuidar a sus perros, gatos, pájaros y pequeños mamíferos de manera responsable”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *